Encontramos en la red este interesante texto de la psicóloga Lidia Rupérez:

 

Carta de un/a Adolescente

 

 

Querida Mamá, Querido Papá …

Ésta es la carta que yo quisiera poder escribirte.

En este momento estamos en una lucha; una lucha compuesta de peleas, silencios, reclamos …
Yo necesito esta lucha. No te lo puedo explicar mejor porque no tengo palabras para hacerlo y si te lo explicase, no tendría sentido alguno.
Pero necesito esta lucha; la necesito desesperadamente.

Necesito odiarte ahora y necesito que tú sobrevivas a mi odio y a la rabia que te hago sentir.
Necesito esta lucha aunque la odio a ella también.

No importa de qué se trate: mi hora de llegada, los deberes, la ropa sucia, mi cuarto desordenado, el móvil, el salir, el quedarme en casa, mi novio, mi novia, no tener amigos, tenerlos y que sean mala influencia …
No importa el tema, yo necesito luchar contigo y necesito que tú reacciones a ello y te enfrentes conmigo.

Desesperadamente, necesito que sostengas el otro lado de la cuerda; que la sostengas con fuerza mientras encuentro como sostenerme en este nuevo mundo en el que siento estoy entrando.

Antes yo sabía quién era, quién eras tú, quienes éramos “nosotros”, pero ahora no lo sé.
Ahora estoy buscando mis contornos, y a veces, la única forma de encontrarlos es provocándote.

Cuando empujo todo lo que soy capaz, encuentro mi contorno, tropiezo con un límite y es ahí donde siento que existo, y por un minuto puedo respirar.

Sé que añoras el/la niñ@ que fui, y a veces tu añoranza es demasiado dolorosa para mí ahora.

Yo necesito esta lucha y necesito ver que no importa lo malos o grandes que sean mis sentimientos; a ti, no te van a destruir.

Necesito que me quieras aún en mis peores momentos; aún cuando parezca que yo no te quiera a ti.

Necesito que te ames y me ames por l@s dos ahora.

Sé que es horrible que te etiquete de mal@.
Yo me siento de la misma manera por dentro, pero necesito que tú lo toleres y que busques la ayuda de otros adultos, porque yo no puedo ahora.

Si quieres reunirte con todos tus amigos y tener una reunión “sobreviviendo a mi hijo adolescente” está bien; si necesitas hablar a mis espaldas, no me importa.
Pero no me des por perdid@. No te rindas en esta lucha; la necesito.

Esta es la lucha que me enseñará que mi sombra no es más grande que mi luz.
Esta lucha me enseñará que los sentimientos malos u oscuros no suponen el final de una relación.
Esta lucha me enseñará a escucharme, aún cuando pudiera decepcionar a los demás.
Y esta lucha en particular, llegará a su fin. Como cualquier tormenta, se calmará.
Y yo olvidaré y tu olvidarás. Y regresaré. Y necesitaré que tú tomes la cuerda de nuevo.
Yo te necesitaré a ti del otro lado, cuando esto termine, por muchos años.

Sé que no hay satisfacción inherente en este trabajo tuyo de ser padre (madre), y lo más seguro es que yo no te lo agradeceré por hacerlo, o que recibas reconocimiento por mi parte.
Muy por el contrario, probablemente te criticaré por todo el trabajo difícil que realizas, y me parecerá que nada de lo que hagas es suficiente; y aún así cuento enteramente en tu habilidad de mantener esta lucha.

NO importa cuánto te discuta. NO importa cuanto te insulte. No importa qué tan silenciosa sea esta lucha.

Por favor no sueltes el otro lado de la cuerda; no dudes que estás haciendo el trabajo más importante que alguien pudiera hacer para mí en este momento.

Con amor … Tu adolescente.

 

Fuente: http://solobuenasnoticias.info/pin/carta-de-una-adolescente/

 

¿Crees que tu hijo te desafía?

 

 

Muy importante:
-El comportamiento de los niños está siempre al servicio de sus necesidades, y no en contra de nosotros. Carencia o exceso. Su actitud no es más que una reacción a una necesidad que se encuentra no bien resuelta.

El amor no es una recompensa para ellos, el amor actúa como un motor para ellos, ¡no te quedes corto en demostrárselo! Un beso, un abrazo, una caricia o tan solo una mirada de complicidad para transmitírselo, servirá.

El niño puede tener alguna acción agresiva a causa del estrés. Un contacto cálido de tan sólo 20 segundos, segregará en él oxitocina, conocida comúnmente como la hormona del amor, la cual resulta esencial para la estabilidad emocional de nuestro cerebro, y favorecerá el cambio de su comportamiento.

 

A la edad de los dos años, para un niño hacer alguna acción prohibida puede ser una manera de utilizar su inteligencia sensorial para asimilar tu demanda. Es cuando debemos reformular la orden de manera positiva: “Bien cariño, ya has tocado eso, ahora déjalo como te he dicho: cerrado por favor “.

 

Leer más en http://lamenteesmaravillosa.com/crees-que-tu-hijo-te-desafia/?fb_action_ids=10153863949365278&fb_action_types=og.shares

 

 

 

La obra de teatro "El curiós incident del gos a mitjanit" está basada en la popular novela, con el mismo título, de Mark Haddon

Se puede ver en el Teatre Lliure de Gràcia hasta el próximo 24 de mayo

En España se calcula que hay alrededor de 150.000 personas con este trastorno del espectro autista

 
La extraordinaria historia de un adolescente con Asperger

Un momento de la obra "El curiós incident del gos a mitjanit" Ros Ribas | Teatre Lliure



Leer más: http://www.lavanguardia.com/ciencia/ciencia-cultura/20150518/54431318835/asperger-autismo-incidente-perro-medianoche-obra-teatro.html#ixzz3acQmY4eZ 

 

.

Álex no entiende el mundo, de Jaume Funes.

 

 

Muchas veces el mundo te agobia y te envuelve con malos rollos. Parece que nada es seguro y que en medio de la calma siempre puede estallar alguna tormenta: el chico que te gusta pasa de ti, tu mejor amiga se mete en líos, tu madre ha perdido el trabajo y ahora no sabe cómo os las apañaréis para llegar a fin de mes... Y es que la vida es incierta y no viene con manual de instrucciones. Nos guste o no, estar vivos implica aprender a convivir, enfrentarse a las dudas y hacerse preguntas que no siempre tienen una respuesta evidente: ¿lo hago o no lo hago?, ¿vale la pena?, ¿seré raro si soy diferente?, ¿me llevará a ser feliz? 

Como comenta Jordi Badiella, Funes es un escritor capaz de explicarnos que un adolescente es alguien que usa la cabeza para pensar, que tiene un grupo con quien comparte una forma de ser, que disfruta de la felicidad cuando aparece, que duda si su vida está destinada a trabajar o a estar sin trabajo, que no va a esperar para cambiar el mundo, que practica la democracia mejor que nadie. Alguien que inevitablemente tiende a estar indignado.

 

Título: Álex no entiende el mundo
Autor: Jaume Funes
ISBN: 978-84-9043-316-4
Editorial: Penguin Random House Grupo Editorial S. A. U.

Una interesante entrevista a Joseph Knobel Freud

“Si mentimos a un niño perderemos nuestra credibilidad y le desorientaremos”

Ser padres es un reto,pero unreto del que sepuede aprender y rectificar día a día porque en esta carrera son muchos los obstáculos que sortear y las equivocaciones que asumir

 

Fuente: Entrevista a Joseph Knobel Freud, pòr Ana Sevillanohttp://josephknobelfreud.com

 

 

 

 

¿HABLAMOS?

Teléfono: 976569798   Móvil: 630253689


¿Cómo llegar?